Associació de Familiars de Malalts d'Alzheimer del Baix Llobregat
Eusebi Soler, 1, 1r-1a, 08820 El Prat de Llobregat
Tlf. 93 379 00 22

Desarrollan sistema para diagnosticar demencias y Alzheimer basado en realidad virtual

la realidad virtual es una tecnología que permite recrear de manera más fidedigna una situación específica de la vida cotidiana.
Lunes, 26 Octubre, 2020

 

Un equipo multidisciplinario de profesionales del Centro de Investigación del Desarrollo en Cognición y Lenguaje de la Facultad de Medicina de la Universidad de Valparaíso se encuentra desarrollando un sistema basado en el uso de dispositivos y técnicas de realidad virtual para diagnosticar en forma temprana el deterioro cognitivo y la pérdida de la memoria asociados a ciertos tipos de demencia por edad avanzada y, en particular, a la enfermedad de Alzheimer.

Se trata de un proyecto pionero en Chile que acaba de adjudicarse recursos del Fondo Nacional de Investigación y Desarrollo en Salud (FONIS) y que culminará en dos años más con la implementación de las primeras unidades de evaluación especializada en este campo a nivel nacional, en los servicios de Neurología de los hospitales Carlos van Buren de Valparaíso y Gustavo Fricke de Viña del Mar.

Según explica el director del proyecto, Alonso Ortega, doctor en Neurociencias y académico e investigador del Centro de Investigación del Desarrollo en Cognición y Lenguaje , la iniciativa denominada “Validación de un screening de memoria basado en realidad virtual para el diagnóstico de trastornos neurocognitivos en adultos mayores chilenos” se propone, en lo esencial, diseñar entornos virtuales en tres dimensiones con el propósito de crear historias, recorridos y paisajes provistos de todo tipo de detalles y personajes (seres humanos y animales) capaces de interactuar con el potencial observador.

“Qué se gana con esto: conocer y controlar las variables, los elementos que la persona que padece algún trastorno cognitivo o de memoria es incapaz de recordar durante una entrevista diagnóstica tradicional y que de otro modo sería imposible saber para un evaluador que no presenció lo mismo. Por ejemplo, cómo se desplazó, adónde fue, qué cosas vio o con quién interactuó”, precisa Ortega, quien hace unos años se doctoró en la Universidad de Bielefeld (Alemania) precisamente investigando en el ámbito del funcionamiento de memoria y uso de entornos de realidad virtual para la evaluación de trastornos neurocognitivos en personas mayores.

 

Dificultades

El académico del Centro de Investigación del Desarrollo en Cognición y Lenguaje de la Facultad de Medicina de la U. de Valparaíso afirma que en este campo es muy difícil hacer un diagnóstico cuando la fuente no es confiable, porque las fallas de memoria episódica -síntoma característico de la enfermedad de Alzheimer- se tienden a completar con cualquier otra información que por lo general no se ajusta a lo que pasó.

“Entonces, lo que nos permitirá el sistema que estamos desarrollando es estar al tanto de todas las variables en juego y qué tipo de cosas el observador puede o no puede recordar, dado que lo que sucedió y él percibió responde a un diseño de realidad previamente establecido. Asimismo, se trata de una alternativa muy superior al paradigma de las pruebas de aprendizaje verbal, que aún se suele aplicar para diagnosticar este tipo de trastornos y que con el tiempo se ha demostrado que tiene escasa validez ecológica para estos propósitos, ya que no permite evaluar la manera en que utilizamos nuestras capacidades de memoria en la vida cotidiana”, asegura el profesor Ortega.

Por el contrario, la realidad virtual es una tecnología que permite recrear de manera más fidedigna una situación específica de la vida cotidiana. Además, como el evaluador es el que crea la situación virtual o el guión de la historia, entonces es completamente posible para este último confirmar si lo que el paciente recordó o mencionó aconteció tal cual lo describe y si la línea de temporalidad es correcta. Además, este paradigma permite evaluar el factor emocional, que es otro elemento a considerar en los casos de deterioro cognitivo o pérdida de memoria asociada a demencias relacionadas con procesos neurodegenerativos.

 

Equipo y apoyo internacional

Para lograr su objetivo, en el proyecto interviene un equipo de investigadores pertenecientes a los ámbitos de la salud, las ciencias del comportamiento y la ingeniería. Junto a Alonso Ortega figuran los doctores Alejandro Weinstein (director alterno) y Elvira Cortese (investigadora responsable), a quienes se suman los fonoaudiólogos Karen Azagra y Alfredo Herrera, la kinesióloga Macarenna Osorio y el ingeniero informático Sebastián Gallardo. Todos ellos contarán con la asesoría y guía de los neurólogos Gustav Rodhe y Juan Pablo Gigoux, ambos con amplia experiencia en diagnóstico y manejo de trastornos cognitivos en adultos mayores y neurología clínica.

Además, el director del proyecto adelantó que tanto el sistema como los instrumentos que se desarrollen serán evaluados y validados por expertos internacionales en este campo, como Hans Markovitsch y Endel Tulving, psicólogo experimental y neurocientífico cognitivo, respectivamente. Tulving fue quien acuñó e introdujo el conceto de memoria episódica.

El avance que implica este proyecto es de gran relevancia, dado que las demencias constituyen un problema que ejerce un gran impacto en la salud pública mundial y nacional. En la actualidad, unas 47 millones de personas viven con algún tipo de demencia en el mundo, siendo un 70% de ellas atribuibles a la enfermedad de Alzheimer. En Chile, son poco más de 200 mil y para 2050 se espera que el 68% del total mundial de casos provenga de países de ingresos medianos y bajos.

 

https://www.elmostrador.cl/agenda-pais/2020/09/30/desarrollan-sistema-pa...

La sección de noticias de afabaix.org es una recopilación de noticias publicadas en todo el mundo dirigida a cualquiera que quiera estar al día sobre las novedades de la enfermedad de Alzheimer que la investigación de la misma va generando. La AfaBaix, hace una selección de las informaciones y comprueba su veracidad, pero no se hace responsable de las opiniones ni del contenido de las mismas. Bajo ningún concepto se deben tomar estas noticias como sustitutivo de la valoración de los profesionales de la salud correspondientes, o del criterio médico en general.