Associació de Familiars de Malalts d'Alzheimer del Baix Llobregat
Eusebi Soler, 1, 1r-1a, 08820 El Prat de Llobregat
Tlf. 93 379 00 22

Una toxina demuestra ser la causante de alteraciones similares al Alzheimer en la isla de Guam.

Se espera que abra una nueva línea de investigación y fructifiquen los estudios con el compuesto que la elimina.
Martes, 26 Enero, 2016

 

Podría un alga que se encuentra en embalses, lagos y estuarios del Reino Unido -y otros lugares- ser una pista para la enfermedad de Alzheimer y proporcionar un nuevo enfoque para abordar la devastadora enfermedad?

Este es la sugerencia realizada por los científicos que han estado estudiando una misteriosa enfermedad parecida al Alzheimer entre el pueblo Chamorro en la isla del Pacífico de Guam.

Durante décadas, el pueblo Chamorro ha sido golpeado por una enfermedad cerebral progresiva y misteriosa que los nativos llamo 'lytico-bodig'. Los primeros síntomas aparecen a mediados de los 40 años de edad, principios de los 50. Sus cuerpos se debilitan y comienzan a tropezar. En el momento en que llegan a los 60 años, comienzan a sufrir el tipo de agitación y falta de coordinación que se ve en el Parkinson. A continuación, aparecen los problemas de memoria y el comportamiento típico de la enfermedad de Alzheimer.

Desde la década de 1960, los expertos han sospechado que una sustancia química llamada BMAA podría ser el culpable.

Este compuesto tóxico es producido por cianobacterias, comúnmente conocidas como algas azul-verde, crece en las raíces de una planta cícadas de Guam y se encuentra en sus semillas, que las personas muelen para hacer harina. La sustancia también se acumula en la carne de los zorros voladores, que se alimentan de las semillas, y que a su vez son comidos por los habitantes de Guam como un manjar.

En Gran Bretaña, la toxina a veces se crea como un subproducto de las floraciones de algas azul-verdes que crecen cada vez más en sus lagos y embalses.

El Dr. Paul Alan Cox, del Instituto de Ethnomedicine en Wyoming, ha estado investigando si la BMAA podría explicar la incidencia de muchos más casos de enfermedad parecida al Alzheimer en todo el mundo. En el marco de una dieta experimental, los científicos administraron en 140 días la misma dosis de BMAA que la que un habitante de la isla de Guam puede ingerir durante toda su vida en monos nativos de África. Como resultado, y aunque los monos no mostraron problemas cognitivos, los animales desarrollaron signos típicos de la enfermedad neurodegenerativa: placas entre las neuronas con ovillos neurofibrilares en su interior.Anormalitats cerebrales llamadas ovillos de tau - hilos retorcidos de proteínas dentro de las células nerviosas - y depósitos de placa amiloide, que son perjudiciales acumulaciones de proteínas en los espacios entre las células nerviosas. Tanto los cogollos como las placas se consideran características de la enfermedad de Alzheimer, y su densidad y la ubicación es similar a la observada en el pueblo Chamorro. "La estructura de la patología es casi idéntica" dice el Dr. Cox. "Nos quedamos impresionados."

Los defectos cerebrales observados en los monos también fueron similares a los encontrados en las personas con las primeras etapas de Alzheimer que todavía no han mostrado ningún síntoma. Para combatir estos defectos, el Dr. Cox esperaba que un suplemento llamado comúnmente L-serina - ques'ha demostrado que protege las células cerebrales dañadas por la toxina BMAA en una placa de laboratorio- pudiera bloquear la acción del compuesto tóxico, y, potencialmente, otras toxinas del medio ambiente que pueden causar enfermedades similares a la demencia. El Dr. Cox y su equipo dio a otro grupo de monos dosis iguales de ambos compuestos, BMAA y L-serina, y los ovillos de proteínas en estos monos resultaron mucho menos densos y, por tanto y en teoría, mucho menos perjudiciales .

 

Pero esta investigación en etapa inicial deja lugar a muchas preguntas.

Una de ellas es si el BMAA encontrado en las algas de lagos y embalses del Reino Unido podría estar alimentando la epidemia de demencia que afecta a más de 800.000 británicos.

Según la Fundación para la Investigación del Agua, con sede en el Reino Unido, las espumas superficiales de tóxicos algas azul-verdes se han convertido en un problema creciente. Crecen rápidamente cuando lagos y embalses se contaminan -otra vez efectos perniciosos de la contaminación-por nitrógeno y el fósforo de fertilizantes de las granjas, y por las aguas residuales tratadas.

 

¿Deberíamos estar preocupados por si estamos ingiriendo toxinas BMAA a través del consumo de agua del grifo de los embalses con algas, o incluso no comer mejillones cultivados en estuarios infectados '?

Expertos británicos son muy escépticos. Dr. Doug Brown, el director de investigación de la Sociedad de Alzheimer, dice: "Si bien este estudio revela que una toxina en la dieta de los isleños está causando esta enfermedad rara, no proporciona ninguna evidencia de que la toxina contribuye a la enfermedad de Alzheimer en otras poblaciones. '

La Dra Clara Walton, gerente de investigación de la ong, añade: "Hemos tenido sustos ambientales antes. Cuando se dijo aluminio en cazuelas para causar la enfermedad de Alzheimer en los años 1970 y 1980, más investigación mostró que no tenía la culpa '.

De hecho, las investigaciones hasta ahora ciertamente no indican que tengamos que beber agua embotellada o evitar los mariscos.

Temores de contaminación aparte, la cuestión más urgente es si la L-serina podría ser una nueva arma global contra el Alzheimer y otras enfermedades cerebrales.

El Dr. Cox y sus colegas así lo esperan. Están a punto de iniciar un proceso para 120 personas con esclerosis lateral amiotrófica, que ataca las células del cerebro que controlan el movimiento muscular. La enfermedad progresa rápidamente y es invariablemente fatal.

Pero no es la primera vez que el potencial de la L-serina para combatir la demencia ha sido probado. En 2010, investigadores japoneses informaron que un suplemento de L-serina ayudó a mejorar la función de la memoria de la gente que se había estado quejando de la falta de memoria, un clásico signo de alerta temprana de la enfermedad de Alzheimer.

Otro equipo de Estados Unidos está investigando los efectos de la L-serina en afectados con las primeras etapas de Alzheimer. Pero todavía no hay ningún estudio concluyente al respecto.

 

 Fuente original: The Daily Mail.

La sección de noticias de afabaix.org es una recopilación de noticias publicadas en todo el mundo dirigida a cualquiera que quiera estar al día sobre las novedades de la enfermedad de Alzheimer que la investigación de la misma va generando. La AfaBaix, hace una selección de las informaciones y comprueba su veracidad, pero no se hace responsable de las opiniones ni del contenido de las mismas. Bajo ningún concepto se deben tomar estas noticias como sustitutivo de la valoración de los profesionales de la salud correspondientes, o del criterio médico en general.