es
Notícies

El consumo diario de alcohol envejece y aumenta el riesgo de padecer cáncer y alzhéimer.

Beber alcohol todos los días estaría relacionado con la aparición de enfermedades como el cáncer y el alzhéimer, el acortamiento de la esperanza de vida y el envejecimiento.

Los científicos llevan décadas debatiendo sobre los supuestos beneficios para la salud de un “consumo moderado” de alcohol, recomendando la ingesta de una copa al día, asegurando que de esta forma se reducen los riesgos de padecer enfermedades cardiovasculares, así como el riesgo de mortalidad por causas generales.

Sin embargo, los estudios más recientes advierten de todo lo contrario, ya que en ningún caso una bebida alcohólica alargaría la esperanza de vida, sino todo lo contrario. Es el caso de un informe no vinculante de la Comisión Europea a principios de este año en el que se alertaba de los riesgos de padecer cáncer intestinal y de laringe por beber alcohol con frecuencia. Este informe revelaba que más del 10% de las personas que consumen alcohol padecen este tipo de cánceres.

Además, un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Oxford y publicado ahora en la revista científica ‘Molecular Psychiatry revela que beber más de cinco copas grandes de vino a la semana serían suficientes para dañar el ADN y acelerar el envejecimiento de forma prematura.

Todo está en los telómeros

Tras estudiar los datos de 245.000 adultos británicos, los investigadores llegaron a la conclusión de que el alcohol afecta a los telómeros (secuencias repetitivas de ADN dispuestas en los extremos de los cromosomas), cuya longitud se considera una medida de la longevidad. Los telómeros se acortan de forma natural a medida que se envejece, pero dicho proceso se ha relacionado con el riesgo de padecer cáncer o desarrollar alzhéimer, entre otras patologías; por lo tanto, la dosis de alcohol semanal importa.

Si el proceso se altera o se acelera, el riesgo de enfermar aumenta. No obstante, según las conclusiones del estudio solo se verían dañados si se bebe demasiado a la semana. De hecho, si se consumen ocho copas, una persona envejecería uno o dos años más en comparación a los que bebían menos de seis copas.

El acortamiento de los telómeros se relaciona con el riesgo de padecer cáncer o alzhéimer
La hipótesis de los investigadores es que la causa de este envejecimiento por la toma de alcohol se relacionaría con la capacidad de esta sustancia para provocar inflamación y estrés celular, algo que daña el ADN. Por lo tanto, reducir el consumo parcial de alcohol sería beneficioso. No obstante, hay recordar que se trata de un estudio observacional y no de un ensayo clínico.

 

Adiós a la copa de vino al día: envejece y se corre el riesgo de padecer cáncer y Alzheimer (elconfidencial.com)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *