es
Notícies

Una nueva técnica para el diagnóstico precoz del alzhéimer logra una fiabilidad del 98%

Al ser un algoritmo que no requiere de máquinas costosas, su aplicación médica podría ser inmediata.

Científicos del Imperial College de Londres han logrado acelerar la detección del alzhéimer a través de la combinación de escáneres con inteligencia artificial, lo que ha demostrado ser eficaz en el 98% de los casos, incluso en las fases más prematuras. Esto supone una doble hazaña, ya que además de ganar tiempo para tratar la enfermedad en los pacientes es posible investigar la enfermedad desde fases tan iniciales que permitirán a los científicos precisar aquellos aspectos de la enfermedad imperceptibles para las capacidades humanas.

Inteligencia artificial aplicada a la salud
La investigación ha sido publicada en la revista Nature y financiada a través del Instituto Nacional de la Investigación Sanitaria (NIHR por sus siglas en inglés) de Reino Unido.

El objetivo era aplicar un algoritmo que ya se estaba aplicando en la detección del cáncer adaptándolo a los escáneres cerebrales. Para ello, dividieron el cerebro en 115 regiones y asignaron 660 características diferentes ( como tamaño, forma y textura) para evaluar cada región. Después entrenaron al algoritmo para identificar dónde los cambios en estas características podrían predecir con precisión la existencia de la enfermedad de Alzheimer.

Un algoritmo que se perfecciona
Durante el experimento se aplicó el algoritmo entrenado a 400 escáneres de cerebros de pacientes sanos, pacientes en fase temprana y avanzada del alzhéimer y personas con otras enfermedades neurológicas, como la demencia frontotemporal o el Parkinson. En el 98% de los casos el algoritmo logró detectar el alzhéimer y en el 79% de los casos incluso pudo diferenciar en qué etapa se encontraba la enfermedad.

Una inteligencia artificial logra detectar el Alzheimer con un 98% de eficacia
Mientras que los métodos aplicados actualmente en los hospitales pueden ser lentos, imprecisos e incluso equívocos –puesto que se basan primordialmente en escáneres analizados por los doctores y la repetición de tests de memoria y tests cognitivos–, el algoritmo se basa en una fórmula que se va perfeccionando cuantos más casos recibe. Esto significa que podría ser una máquina casi perfecta en la detección precoz de enfermedades neurológicas.

Otra ventaja de este método es que su aplicación médica tendría un coste insignificante, ya que lo único que sería necesario es introducir el algoritmo en el escáner estándar de resonancia magnética que incluyen comúnmente casi todos los hospitales.

El reloj no se detiene pero la alarma suena antes
Aunque el alzhéimer es una enfermedad que va en aumento y que no tiene cura, este descubrimiento puede ser una herramienta muy útil a la hora de aliviar la presión del contrarreloj que se precipita sobre los afectados. De esta forma, tanto paciente como familiares pueden planificar con mayor antelación el tratamiento y las decisiones tangentes a la enfermedad neurodegenerativa.

Asimismo resulta una oportunidad provechosa para los neurocientíficos: al tener un registro de cambios cerebrales mucho más conciso, será más fácil detectar los por qués de la enfermedad y atajar su curación.

Una inteligencia artificial logra detectar el Alzheimer con un 98% de eficacia

Irene Alcaraz

Nueva técnica diagnóstico precoz del alzhéimer (65ymas.com)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.